Uso de vehículos autónomos y conectados

En las últimas entradas del blog hemos introducido los conceptos básicos sobre vehículos autónomos y conectados y presentado los sensores que integran estos vehículos y que definen los diferentes sistemas avanzados de ayuda a la conducción. Ahora que ya conocemos cómo funcionan estos vehículos, en esta entrada nos centraremos en el uso de los vehículos autónomos y conectados en distintos ámbitos o sectores: (i) transporte privado, (ii) transporte público, (iii) transporte de mercancías, (iv) logística, (v) aplicaciones militares y (vi) aplicaciones en la agricultura y la construcción. Fruto del continuo avance tecnológico de los sistemas que incorporan estos vehículos y el avance esperado a medio-largo plazo, finalmente presentaremos los principales beneficios de la movilidad autónoma, que pueden agruparse en cinco categorías: (i) seguridad vial, (ii) accesibilidad, (iii) impacto medioambiental, (iv) economía y (v) empleabilidad. Sigue leyendo

Sensorización, automatización y ADAS de vehículos autónomos y conectados

En la última entrada del blog hablamos de los conceptos básicos sobre vehículos autónomos y conectados. Concretamente definimos qué era un vehículo autónomo y conectado, las particularidades de cada nivel de automatización, su arquitectura y los beneficios de la movilidad autónoma.

En esta entrada daremos un paso más allá y trataremos de identificar las características de los sensores que incorporan este tipo de vehículos, de qué manera se consigue una operación automatizada y, finalmente, definiremos los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS, por sus siglas en inglés) más comunes.

¡Entremos en materia!

Sigue leyendo

Conceptos básicos sobre vehículos autónomos y conectados

Este curso, en la Universitat Politècnica de València, hemos puesto en marcha el Máster Universitario en Sistemas Inteligentes de Transporte. Este máster multidisciplinar cuenta con la participación de cuatro departamentos de la universidad: Dpto. de Comunicaciones, Dpto. de Electrónica, Dpto. de Sistemas Informáticos y Computación y Dpto. de Ingeniería e Infraestructura de los Transportes.

Una de las asignaturas en las que imparto docencia en este máster es «Vehículos Autónomos y Conectados». Este tipo de vehículo puede ser definido como aquel vehículo que cuenta con los sensores y sistemas informáticos necesarios para imitar las capacidades humanas en cuanto a la conducción y comunicarse con otros usuarios, la infraestructura, estaciones meteorológicas, centros de gestión de tráfico, etc.

En esta entrada se presentan los distintos niveles de automatización en los que se clasifican estos vehículos. Además, también se muestra la arquitectura que les permite operar de manera automatizada. Finalmente, se definen los principales beneficios ligados a la conducción automatizada.

Sigue leyendo

Resistencia al deslizamiento y seguridad vial

Entre los diferentes factores que están presentes en la producción de un accidente de tráfico cabe destacar tres: el humano, el vehículo y la infraestructura (Figura 1). El factor humano es el factor más importante cuando la carretera y el vehículo se encuentran en condiciones óptimas. Asimismo, existe una parte importante de los accidentes que son ocasionados por fallos en los vehículos. Por último, la infraestructura también juega un papel esencial en la ocurrencia de accidentes, sobre todo en combinación con el factor humano. En este sentido, un deficiente trazado geométrico de la carretera o una pobre condición del pavimento están relacionados con altas tasas de siniestralidad.

Figura 1. Factores concurrentes.

A pesar de que la condición del pavimento incluye múltiples variables, esta se relaciona habitualmente con la resistencia al deslizamiento, la regularidad de la superficie o la presencia de daños en el pavimento. En este sentido, ejemplos de malas condiciones del pavimento son la presencia de daños (grietas, baches, desprendimiento, etc.), deformaciones (roderas) o una superficie pulida.

Mantener el pavimento en condiciones aceptables es primordial para asegurar una conducción cómoda y segura. Por ello, muchos estudios han sugerido que el impacto de la condición del pavimento en la seguridad vial debe incorporarse a los sistemas de gestión de firmes con el fin de priorizar las actuaciones de mantenimiento y rehabilitación.

Los métodos más comúnmente utilizados por las administraciones de carreteras para evaluar la condición del pavimente se centran en el análisis de la regularidad superficial, las deformaciones y la resistencia al deslizamiento. Concretamente, en este entrada nos centraremos en este último método, que se define a partir de la fricción que existe entre el pavimento y el neumático del vehículo. Sigue leyendo

Evaluación de la seguridad vial mediante modelos de consistencia

Entre los diferentes factores concurrentes que están presentes en la producción de un accidente de tráfico cabe destacar tres: el humano, el vehículo y la infraestructura. A pesar de que los accidentes tienden a concentrarse en ciertos elementos de la carretera, el factor humano juega un papel muy importante en la ocurrencia de los mismos. De la interacción entre este factor y el factor infraestructura surge el concepto de consistencia del diseño geométrico, que puede definirse como el grado de adecuación entre las expectativas de los conductores y el comportamiento de la carretera.

A pesar de que el concepto sea claro, la forma de medirlo o evaluarlo no lo es tanto. ¿Cómo se puede medir el grado de adecuación entre las expectativas de los conductores y el comportamiento de la carretera? Definitivamente, no hay una forma directa de realizarlo. Así, muchos investigadores han propuesto diferentes criterios para cuantificar la consistencia del diseño geométrico de carreteras, siendo el método más comúnmente utilizado el análisis del perfil de velocidad de operación.

Antes de conocer los distintos modelos de consistencia del diseño geométrico de carreteras, observa los siguientes perfiles de velocidad de operación de dos tramos de carretera (Figura 1).

Figura 1. Perfiles de velocidad.

  • ¿Qué tramo de carretera crees que presentará mayores problemas de siniestralidad?
  • ¿Dónde piensas que tenderán a concentrarse los accidentes en cada uno de los tramos?
  • ¿En qué te has basado para responder a la pregunta anterior?

¡Para poder responder adecuadamente a estas preguntas continúa leyendo la entrada!

Sigue leyendo